El objetivo de construir un sitio Web es que lo visite la mayor cantidad de usuarios y que la información que les entregamos sea útil. Esto se cumplirá sólo si se crea una estructura que no complique al usuario, sino, por el contrario, facilite su navegabilidad y haga más amigable su visita. Para obtener el éxito, los sitios web deben diseñarse guiados por tres conceptos: la accesibilidad, la usabilidad y la arquitectura de la información.

Accesibilidad:

Es básicamente la capacidad de tener acceso al sitio web o a su contenido. Cuando los links no funcionan es porque la accesibilidad ha fallado. Esto es independiente de alguna discapacidad física, técnica o intelectual del usuario; o bien del tipo de conexión a Internet o el propio equipo. hay que asegurarse que la Empresa que te entrega el hosting funcione adecuadamente, que no haya errores en la programación o en los links. Además,hay que procurar que el sitio no cuente con imágenes no optimizadas o videos, pues esto baja la velocidad y a veces dificulta el entrar a la página.

Arquitectura de la información:

Con este punto se trata de analizar y organizar la información que será publicada en el sitio web. Así, cuando el usuario ingrese en búsqueda de datos o artículos, podrá encontrarlos fácilmente, gracias a una buena estructura en los flujos de información, que además debe tener una buena comprensión y asimilación.

Usabilidad:

Este concepto se liga al anterior, ya que se refiere a la facilidad con la que el usuario encuentra la información que desea. Cuando no lo encuentra o bien, lo hace con cierta dificultad, decide abandonar el sitio para dirigirse a buscar uno que le sea sencillo y le entregue lo que busca.