Dos de los principales componentes de una fuerte estrategia SEO son las mismas de siempre: publicar contenidos de alta calidad que se lea y sea vinculado por tantas personas como sea posible (es decir, calidad de contenido y enlaces entrantes).

Pero en 2014, un tercer elemento clave se une a las filas de los dos anteriores: las redes sociales. Si bien se viene indicando ya desde 2013 la importancia de los medios sociales aún la mayoría de los clientes todavía no han recibido el mensaje. Constantemente nos preguntan por qué y cómo las redes sociales benefician a una campaña de marketing online.

Mientras que las redes sociales han sido un factor en el algoritmo de clasificación durante años, la comunidad ha sido renuente a adoptarlas oficialmente como un papel clave dentro de las campañas de posicionamiento Web.

Las redes sociales no estaban cuando comenzó el SEO como una práctica común, pero ahora son omnipresente en todas las industrias y nuestra cultura; y proporciona los medios para aumentar el intercambio, distribución y contactos. Esto, a su vez, nos proporciona lectores y para Google nuevas métricas para medir calidad (es decir, la cantidad de acciones y menciones en cada canal de redes sociales, que son fácilmente medibles). Como resultado, las “señales sociales” son ahora el factor de posicionamiento web en mayor crecimiento y si no reconocemos esto quedaremos fuera de competencia desplazados por los competidores que si lo hagan.

Así, en 2014, los tres pilares del SEO siguen siendo los mismos que estaban en 2013; Pero contar con que las redes sociales seran aceptadas plenamente como el tercer pilar por los clientes esta por verse.

Estrategia de contenidos, enlaces entrantes y estrategia de redes sociales son los tres elementos claves para construir una fuerte y exitosa campaña SEO, independientemente de la industria.